Entrenamiento y Terapia en Altitud

Nupset

7861m

C2

6400m

Collado Sur

8000m

Everest

8850m

C1

5943m

Campo base

5334m

InnoFit Altitude

7500m

Y tú, 

¿hasta dónde estás dispuesto a llegar?

El entrenamiento en altitud o entrenamiento en hipoxia, entendida ésta última como un estado fisiológico donde la capacidad de oxígeno para alcanzar los tejidos del cuerpo se ve mermada; da la posibilidad -a través de la modificación de la composición del aire- de simular y crear unas condiciones atmosféricas similares a las que se podrían encontrar en la montaña; lugar donde la presión del aire es inferior a la que se tiene a nivel del mar. 

¿QUÉ ES?

De esta manera, cuando nos encontramos a nivel del mar, el aire que respiramos contiene aproximadamente un 20.9% de oxígeno. A medida que ascendemos la densidad del aire disminuye, dando lugar a una menor disponibilidad de oxígeno. 

Para hacer esto posible sin necesidad de desplazarnos a grandes alturas, recurrimos a la hipoxia normobárica; un sistema que modifica la composición del aire, generando concentraciones de oxígeno inferiores. Lo que nos permite aprovecharnos de los beneficios que la exposición a la altura conlleva.

¿CÓMO FUNCIONA?
LOS BENEFICIOS DE LA MONTAÑA A TU ALCANCE:
salud
metobólico

reduce el apetito (Debevec, 2017)

ayuda a la disminución del peso y grasa corporal (Wiesner et al., 2010)

disminuye el colesterol total y el LDL (Wee et at., 2015)

mejora la capacidad aeróbica (Urdampilleta, 2012)
 

cardiorrespiratorio

mejora la capacidad cardiopulmonar y aumenta el consumo de VO2 máximo (Glazachev et al., 2016)

mejora la tolerancia al ejercicio (Burtscher et al., 2010) y el rendimiento físico (Glazachev et al., 2016)

favorece un respiración más eficiente y la capacidad ventilatoria (Burtscher, 2014)

diabetes

reduce el nivel de triglicéridos (Mol et at., 2012)

disminuye los niveles de azúcar en sangre (Glazachez et al., 2016)
 

rendimiento deportivo
ciclismo

mejora la capacidad de trabajo (Terrados, 1988)

aumenta el VO2 max. y la resistencia aeróbica , a la vez que mejora la eficacia del entrenamiento (Geiser, 2001)

incrementa la potencia  media (Roels, 2005)

aumenta levemente la cadencia de pedaleo (Clark, 2007)

 

triatlón

mejora la ventilación pulmonar y el rendimiento submáximo (Vallier, 1996)

incrementa la capacidad anaeróbica (Meewsen, 2000)

favorece el metabolismo anaeróbico (Hendricsen, 2003)

 

corredores

aumenta el VO2max y los umbrales ventilatorias (Dufour, 2006)

incrementa el tiempo hasta el agotamiento (Zoll, 2006)

favorece el rendimiento aeróbico (Brugniaux, 2006)

mejora la economía de la carrera (Neya, 2007)

 

aclimatación alpinismo
alpinismo

aumenta el rendimiento deportivo (Rodríguez, 1999)

incremento de los parámetros de la serie roja y la Hb (Rodríguez, 1999)

mejora la SaO2% (Richalet, 1992)

favorece la aclimatación ventilatoria (Casas, 2000)

reduce el mal de altura (Beidleman, 2009)

 

¿CÓMO PUEDO TRABAJAR EN HIPOXIA?

Antes de realizar cualquier entrenamiento de los que a continuación se indican, se llevará a cabo un test incremental de respuesta a la hipoxia en reposo y/o ejercicio.

EXPOSICIÓN A LA ALTURA

En reposo

Con aplicación intermitente en ciclos de hipoxia-normoxia, o ciclos de hipoxia-hiperoxia

Alrededor de 60'

HIPOXIA INTERMITENTE-INTERVÁLICA DE ALTA INTENSIDAD

En ejercicio

Con espacios de normoxia, o modificando los niveles de concentración de oxígeno

 

 

Alrededor de 30'

HIPOXIA CONTINUA

En ejercicio

Sin espacios de normoxia

a una concentración de nivel de oxígeno que te permita mantener tu carga de entrenamiento

 

Alrededor de 45'-60'

HIPEROXIA

En reposo o ejercicio

moderado

 

Para procesos de recuperación post-competición

 

Alrededor de 30'